Somos conscientes de las dificultades que plantean a menudo criar y seguir trabajando.

La disyuntiva “necesito ese tiempo para mí pero no quiero separarme de mi bebé” se suele resolver mal debido a que las alternativas actuales en nuestra ciudad son:

Dejar de trabajar para poder ocuparse.
Dejar al niñ@ en la guardería o centros similares.
Contar con la inestimable ayuda de los familiares y/o amig@s.

Tradicionalmente, atribuimos a nuestros familiares la “obligación” de ayudarnos con nuestr@s hij@s pero la sociedad está cambiando…Cada vez somos más longevos y tenemos mejor calidad de vida; deseamos seguir disfrutando de nuestro tiempo, aunque estemos jubilados, y realizar proyectos que quizás no hayamos podido llevar a cabo antes; nos gusta pasar tiempo con los niñ@s pero a veces somos incapaces de seguirles el ritmo porque son incombustibles…

Nosotras queremos abrir una nueva vía, ofreciendo un espacio donde puedas desarrollar tu actividad profesional al mismo tiempo que tu hij@ está bien atendido,
en un espacio adaptado a sus necesidades…¡y a las tuyas!.

También ofrecemos la posibilidad de que se quede con nosotras mientras tienes una reunión, sales de compras, vas al médico, o cualquier otro momento en que necesites confiar en que estará en las mejores manos y dejarl@ con toda tranquilidad. Creemos necesario ese tiempo de calidad, libertad y flexibilidad.